Tía se masturba el coño en el coche

Esta mujer, en el momento en el que sale de trabajar, está tan estresada que necesita de una forma de poder alejarse de la realidad; es por esta razón por lo que ni tan siquiera espera a llegar a casa, saca de la guantera un vibrador que tiene y lo empieza a usar. Se baja las bragas vigilando que no haya nadie cerca y se va metiendo el vibrador por el coño. Se lo frota tan bien que no tarda en alcanzar el orgasmo.

Deja un comentario