Penélope está caliente

Qué bien se lo pasa Penélope con su nuevo amigo. Lo invita a casa para echarle un buen polvo. Así que se le pone de rodillas, y le come toda la polla. En medio del salón comienzan a montárselo alocadamente. La tía se abre de piernas, en mil y una posiciones diferentes, gozando del tremendo pollón de su compañero. Él está completamente palote, porque Penélope está buena y es una guarra en el sexo. Así que echan un polvo increíble, durante el cual Penélope no para de gemir en ningún momento.

Related Posts

Deja un comentario